Alcoholemia e inmovilización del vehículo

Es posible que le paren en un control para realizar un control de alcoholemia, si es así, y el resultado de la prueba es positivo, la policía o la Guardia Civil podrán retener e inmovilizar su coche, lo que significa que vendrá una grúa a por él y se lo llevará a un depósito municipal en el caso de que sea un problema para la el tránsito de vehículos. Dichos gastos deberán ser abonados por el titular del vehículo, quien, una vez identificado podrá retirarlo.

No obstante puede que se encuentre acompañado en el momento de la prueba, en cuyo caso, y, siempre que tenga permiso de conducir, podrá conducir, si ha dado negativo en la prueba, puesto que también se le realizará.

El objetivo de inmovilizar el coche es que no se produzca un accidente de circulación.

Si no sabe a qué depósito se han llevado su vehículo puede llamar al Ayuntamiento de Madrid; con solo dar la matrícula le dirá en qué depósito se encuentra su coche.

Compartelo:Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail